miércoles, 10 de febrero de 2016

"Pobre Augusto"



El que a hierro mata...
El poder exige que quienes aspiran a el renuncien a las buenas costumbres. Salvador Allende es pintado por la izquierda latinoamericana como un idealista aislado en un gabinete imaginario sin posibilidad de mancharse por el ejercicio de la política pedestre, sin embargo llegó a Presidente por ser un zorro, un astuto político con mas mañas que pelo, con mas agachadas que japonés que recibe visitas, con mas traiciones que esos hijos de Judas que son los peronistas argentinos. 

El poder suele obnubilar a quienes lo ejercen. “Augusto, Augusto, donde esta Augusto…pobre Augusto”… dicen que decía Allende confundido por la metralla y el humo que las llamas provocaban en la Moneda, descontando que  su leal  Pinochet ya habría ofrendado su vida por el Chile socialista y su presidente. Así ocurrió, el chileno socialista moría en su ley, cocinado como el calamar en su propia tinta. hinchado de vanidad, confió que su reconocida “muñeca” evitaría que los que supo comprar para ser leales se sumasen al bando enemigo.

Precuela
El avatar "cristinismo", que asoma a partir de la experiencia de gobierno centro-izquierdista montado en los gobiernos kirchneristas, intenta imponer la tesina de que el peronismo ha sido poco menos que la precuela del kirchnerismo. Por esta desviación de la razón histórica construye traiciones donde hay lealtades a la representación que cada peronista (que lleva en su mochila el bastón de mariscal).

Lejos están los dirigentes peronistas (pejotistas y renovadores) de ser traidores a sus convicciones, por poner en duda conducciones impuestas desde arriba, sin olvidar que el cristinismo los llevó a dos derrotas electorales consecutivas que los privó de la gestión de municipios y provincias tradicionalmente peronistas y del gobierno nacional. Mal podríamos compararlos con Pinochet aunque si a CFK, Scioli y Anibal Fernandez con Salvador Allende, el zorro que creyó saberselas todas.

Hoy esa yunta clama “peronismo, peronismo, donde estás peronismo…pobre Peronismo”… y aun no se dió cuenta que el peronismo ha decidido tomar un camino distinto al que le quieren imponer ellos.

No será Fernado Iglesias quien mate al peronismo. De hecho los primeros en extenderle el certificado de defunción anticipada al peronismo fueron los que lo instrumentaron para intentar su eternización, ya sin sentido, en el poder.

Un peronismo todavía oficial pero en franca mengua afirma que la conductora sigue siendo CFK, otros se alejan de esa posición pero sin romper el cordón umbilical adhieren a la idea de convivir en un pejota con la secta cristinista como comparsa muda sin capacidad de decisión. Otros peronismos afirman que no habrá unidad de concepción mientras la secta cristinista deambule en los pasillos de la gran Aldea Peronista.

"El peronismo no está en extinción" afirma el gallego de la Sota y el chubutense Mario das Neves completa: "Cristina Kirchner, Daniel Scioli y Aníbal Fernández se tienen que hacer cargo del muerto, del desastre al que llevaron al partido", "muchas posturas en su retirada fueron funcionales a que Mauricio Macri ganara".

Los de a pie somos espectadores de la puja entre peronistas por imponer la estrategia que cada sector cree conveniente para gestar el regreso al poder y esto determinará las diferencias entre quienes aspiren a la conducción del conjunto.

La sucesión en el peronismo se juega por dentro y por fuera del pejota y empezó a jugarse ya en 2013, imperceptiblemente. Y en esta carrera de largo aliento por la representación del peronismo Sergio Massa lleva varios cuerpos de ventaja.

El peronismo solo regresará al poder con la conducción de Sergio Massa.

Que resistencia???

Que la estrategia opositora de la secta cristinista sea la de la obstrucción que apunta al bloqueo y posterior puesta en punto muerto de la gestión macrista es un error que el pan peronismo no puede cohonestar porque no nace de una lógica peronista.

Al respecto leemos
La palabra “resistencia” tiene una fuerte connotación política, siempre asociada a la lucha de los pueblos que, en defensa de su libertad y de su autodeterminación, enfrentaron en inferioridad de condiciones, y muchas veces desde la clandestinidad, a regímenes dictatoriales, invasiones extranjeras o gobiernos tiránicos...
...el concepto de resistencia se fue llenando de significado político y vinculándose a la idea de la lucha contra la opresión. Así lo entendieron los militantes peronistas que después de 1955, con el peronismo proscripto, comenzaron a darle forma a la Resistencia Peronista, proceso que desembocaría, ya en la década del 70 y con el aporte de los sectores juveniles, en el triunfo electoral peronista después de dieciocho años de proscripción. Así también lo entendieron los organismos de derechos humanos durante la última dictadura. Hoy asistimos a una verdadera banalización de la idea de resistencia. El kirchnerismo pretende convocarnos a una “nueva resistencia”. Se trata, una vez más, del vaciamiento de las palabras y la malversación de la historia tan comunes en el relato K...

Rodolfo Rodil en (clic aqui)



lunes, 8 de febrero de 2016

Espejismos pejotistas


Algunos creen que la parodia de reorganización del PJ puede llevar al triunfo de un pan-peronismo Mario Sanchez ("todos juntos, en armonía, con los pajaritos, que liiindos, con los perriiiitos...") ya en 2017 y ser una aplanadora en 2019. Otros fantasean con que un pejotismo gatopardeado y al servicio de una coalición parecida  a la que fue derrotada en 2015 -o la misma- alcanza para ganarle a cualquiera y mas aun al que imagina será un macrismo delarruizado y en franca retirada. En fin, la existencia de tanto boludo/a alegre no necesita comprobación científica.

De las argumentaciones que mas se escucharon la semana pasada en defensa de un proceso de reorganizacion pejotista al servicio de los mariscales de la derrota, la que mayor carga de optimismo y ficción contenía fue la del  "perdimos por un pelito" o "por un pelito no somos oficialismo" y tambien "el 3% que nos separó de la victoria ya los perdió Macri con el ajuste, ya estamos por encima del cambiemos". Y aquí está el peor error de apreciación, tanto de CAMBIEMOS como de los ex efepeveistas, creer que entre los dos representan un 100% en una lucha sin cuartel entre peronismo  y antiPeronismo.

Si Macri se para en un 51% cualquier resultado electoral posible en 2017 sabrá a reflujo, si el FPV (que confiesan no existe mas) se para en el 49% del 22N seguramente volverá a ser derrotado en 2017, y para mas disparará las mil y una teorías acerca de lo irreversible de su agonía.

De aquí hasta junio de 2017 el Cambiemos y la metonimia que suceda al finadito FPV querrán siempre pararse en las cifras del balotaje y no en las de octubre que son las reales.

Los que aseguran en base a voluntarismo y emoción que Macri no fue en 2015 el 34% sino un 51% y que los añicos del ex FPV con todo el poder y la guita (y juntos) no alcanzaron a acumular un 37% de las adhesiones sino un 49% me hacen reír las pelotas. Que la superestructura legal dote a los gobiernos de un halo tan masivo como fantasioso de apoyo (la contundencia necesaria para ser tomados en serio) que supera el 50% no los habilita a creérselas, idem para los segundos que siempre quedan cerca del 50% en balotaje.

No son pocos los que creen que para hacer proyecciones de cara a 2017/9 es mejor dividir el escenario electoral en un una hipotética y tajante división peronismo-antiperonismo o mejor, visto que se impuso una formación ajena a la tradición justicialista, "No Peronismo vs Peronismo" y encima por mitades, haciendo caso omiso del 37% de Scioli/Zanini y el 34% de Macri-Michetti, desconociendo olímpicamente al 28% que no se inclinó ni por tirios ni por troyanos. A mi todo esta simplificación me parece una reverenda boludez ya que las cifras reales son las de octubre y no las del 22N 
ALIANZA FRENTE PARA LA VICTORIA  - Votos: 9.338.490   Porcentaje:37,08%
ALIANZA CAMBIEMOS
- Votos: 8.601.131  Porcentaje: 34,15%
TOTAL DE  VOTANTES: 26.048.446
Sobre un total de 26 millones que concurrieron a votar el 25 de octubre, sumados unos 18 millones votaron al Cambiemos y al FPV pero unos 8 millones no lo hicieron por unos ni por los otros, sino por terceros.

El espejismo hace mágica sustracción de 8 millones de voluntades, que a la vista de todos son declarados prescindentes en sesudos análisis de operadores políticos y periodísticos como los desaparecidos del marketing postelectoral. Obvio es que desde los bunkeres del ex fPV y del Cambiemos se prefiera que esta gruesa capa de no alineados sigan en estado gaseoso, les conviene para engañar, y porque los comandos superiores de ambas banditas siguen la sentencia del decrépito ideólogo "es una incógnita el desaparecido,...no tiene entidad,... está desaparecido y frente a eso nada podemos hacer" y como tal no cuenta en las estadísticas lo que a todas luces los deja parados como únicos protagonistas.

A esa historia construida en forma caprichosa y maniquea le falta algunos protagonistas.


Detrás de la espuma Massa y Haquim en Purmamarca
Sin ir mas lejos algunos ven en una improbable recuperación de imagen del PJ que se inmoló en el FPV la oportunidad para la usurpación de la identidad peronista, la parte (el PJ de la calle Matheu) toma la representación del todo y es mas que el todo. Esa historieta se choca con un dato duro, durísimo, de la realidad:  el FR/UNA le sacó mucho mas del 50% al PJ Matheu y entre las razones del nacimiento de esta fuerza está el mandato de no tener nada que ver con la secta cristinista, cuestión que el PJ Matheu y sus dirigentes no van a salvar.
ALIANZA FRENTE PARA LA VICTORIA  Votos: 9.338.490 Porcentaje:37,08%
ALIANZA UNIDOS POR UNA NUEVA ALTERNATIVA (UNA)Votos: 5.386.977  Porcentaje 21,39%
Cae a tierra con la fantasía del "NoPeronismo vs Peronismo", también, el escenario de los tercios en que se paró buena parte de las construcciones teóricas acerca del sistema político argento, donde dos eran peronistas mas filoperonistas y uno NoP. Los mismos concluyeron después que era mejor que terminasen en mitades. Ganan de prosperar análisis para lobotomizados Silvia Mercado, Braga Menendez, Artemio Lopez, Duran Barba, Lilita Carrió y Fernando Iglesias, es decir la política a la medida de los publicistas Corin Tellado, pero con esa sustracción van a perder visibilidad unos cuantos millones de argentinos y argentinas que no se ven reflejados en ninguna propuesta basada en un parteaguas de hace 60 años.

La visión simplista de los falsarios campea también en las fuerzas que representaron ese tercio "desaparecido forzadamente", incluso en el Frente Renovador/UNA.

El PJ de la calle Matheu ha lanzado su convocatoria a elecciones internas, y algunos ven en esa tanguita que el pejotismo nos muestra una oportunidad para echarse una canita al aire. Y es allí que brotan las preguntas acerca de la conveniencia de involucrarnos en la interna de otro partido.

Que si los peronistas del Frente Renovador nos sentimos tentados a participar de las internas del PJ? y..., si. De ahí venimos, pero como conjunto no ganamos nada participando. Se me ocurre una excepción, en el caso en el que el Intendente sea del fR y quiera mantenerlo "intervenido" y freezado por que le jodería que los trapos partidarios del viejo pejota envuelvan a otro, lo puedo aceptar aunque pongo en duda que convenga, no veo por que participar.

La gran mayoría de los renovadores en la PBA, por ejemplo, vive (vivimos) en distritos gobernados por cambiemos o por el ya inexistente fpv, ¿que ganamos con tejer alianzas con tipas y tipos que no tienen empacho de convivir bajo un mismo techo con la secta cristinista y que intentan recuperar la imagen de un partido primero para entregarle la conducción estratégica al minoritario centroizquierda urbano?. Para nosotros, los renovadores, la ruptura con la lógica kirchnerista, que nos obligaba a ser cuzquito de CFK o tratados como traidores,  fue la razón de nuestra representación y cuestión que nos lanzó fuera del FPV y no sin dolor del PJ de la calle Matheu. 

Concluyo sintetizando:  las cifras reales son las de octubre y en esa instancia el FR/UNA le sacó mucho mas del 50% al PJ Matheu, pero no será el PJ Matheu el que represente la totalidad de la tradición peronista, por eso suscribo las palabras de Sergio Massa "No opino de internas de otro partido" en el sentido que le doy YO a las palabras del tigrense: ellos son una cosa y nosotros otra, bastante diferentes como para amalgamarnos en el lapso breve de unos meses, dos o cuatro años.
                   Macri carnaval
De a poco el peronismo matheu va tomando el discurso mas respetuoso de las instituciones, opositor, dialoguista y de la ancha avenida del medio del massismo, pronto quedará aislada la secta cristinista pero sin repudiarla no les servirá de nada.

El peronismo puede en el tiempo regresar al poder, pero será con el FR al frente o no será.

domingo, 7 de febrero de 2016

Tragamonedas y Obra Publica

                 
El final del kirchnerismo implica superar lo que para muchos de nosotros era un simple injerto de izquierdismo fracasado sobre un pueblo exitoso. Años pasaron donde el pragmatismo de los negocios del juego y la obra pública le otorgan a los viejos restos de izquierda un espacio del poder y, en consecuencia, los convierten en su escudo defensor. Un proyecto de concentración económica y política sin límite alguno defendido por los miembros de los derechos humanos, viejos cuadros estalinistas y algunos de los expulsados de la Plaza por Perón. En el montón se sumaban un grupo de gobernadores e intendentes que explotan hace años la memoria del General para poder hacerse de una cuota de poder y de riqueza que nada tiene que ver con las enseñanzas del viejo líder.
El peronismo fue un fenómeno cultural con raíz en la clase trabajadora y una identidad social fuertemente definida que, desde la marginalidad, se convirtió en el centro y la matriz de nuestra sociedad. Hasta que no ingresaran los de abajo no estábamos todos y, en consecuencia, no había sociedad. Los viejos marxistas siempre odiaron a Perón; el viejo los relegó a un lugar secundario y nada simpático, nunca pudieron superar los límites de la clase media intelectual. Los “cabecita negra” y los inmigrantes junto a sus hijos, todos ellos forjaron una identidad demasiado fuerte como para ser dejada de lado. Los elegantes -de izquierda y de derechas- odiaban todo lo que finalmente terminamos siendo: el tango, el peronismo y el fútbol. Como me dijo un viejo amigo gorila, “nosotros creíamos que había que darle ideales a los ricos y unos pesos a los pobres. Perón entendió que era todo al revés, le dio ideales a los pobres y unos pesos a los ricos y nos definió para siempre”.
Los más desubicados de la vieja guerrilla siempre lo odiaron. Nunca se animaron a aceptar que les avisó de entrada (“No pueden enfrentarse con un ejército regular”) y terminaron conviviendo con los viejos restos del partido comunista, gente que nunca se llevó bien con nada que tuviera sentido de mayorías y de pueblo. Juntos encuentran en la oferta pragmática de los Kirchner un espacio para salir de la frustración del pasado,... 
Afortunadamente, esta mezcla absurda de tragamonedas y obra pública con Derechos Humanos y clientelismo social ha terminado su ciclo. El peronismo, con pocos dignos defensores de su historia, intentará sobrevivir. Puede que lo logre o no; importa esencialmente separarlo de este triste estalinismo de obsecuentes, devolverles al pueblo y al General Perón su historia y, en especial, la vigencia de su retorno pacificador. Los odios no suelen ser propiedad de los pueblos y el nuestro nunca participó de ellos, por eso fue peronista. Poco y nada tenemos que ver con el hoy derrotado kirchnerismo.
Juilito Barbaro en


jueves, 4 de febrero de 2016

Matheu y el espejo de Fellner (en el que nadie se quiere ver)


Cierra bien Ignacio Fidanza su editorial cuando inscribe la jornada de ayer en un proceso mayor que el que plantea la gran prensa, tanto oficialista (digamos Clarin, TN) y la opositora (pongamosle pagina12, C5N, telefé), y que tiene al peronismo como epicentro de un terremoto del sistema político argentino, del cual el Cambiemos es transitorio beneficiario 
Sin embargo, el proceso en curso excede al Gobierno y sus desinteligencias. Lo que entró en crisis fue un sistema de conducción del peronismo que se extendió por doce años, pero se agudizó desde la muerte de Néstor Kirchner. El unicato de la imposición de las decisiones que tomaban los Kirchner en soledad.
Las señales del declive cristinista en el peronismo están a la vista para quien quiera verlas. El retroceso no tiene la intensidad ni el dramatismo que seguramente desearían los ultras del antikirchnerismo, pero la tendencia es evidente, mientras transita el corsi e ricorsi propio de la política.
El vacío de este deslizamiento es obvio: la ausencia (¿temporal?) de un liderazgo alternativo al de Cristina. Pero creer que esa ausencia, convierte al proceso en una variable dependiente de los intereses del Gobierno de Macri, es acaso subestimar la capacidad del peronismo de reinventarse.
Esta afirmación ataca el mito del pum para arriba del macrismo que siendo beneficiado lejos está de ser el primer motor inmóvil. Aunque es cierto, también, que comienza lentamente a ser el eje de las discusiones y moverse como tal porque esa es la tendencia en el marco de una sociedad que reclama presidencialismo fuerte.

Subrayemos una nota, en nuestro pais "la agenda pública se dispara desde el Poder Ejecutivo". Ya logró el hijo de Franco el quorum para iniciar las sesiones en la Cámara de Diputados, este blog prefiere comunicarlo de este otro modo: "la gobernabilidad ya se aseguró el quorum para iniciar las sesiones y va por mas". Antes les (nos) ganó a todos los peronismos, ante tanta mala noticia  no se entiende porque esa manía de armar estrategias alrededor de la profecía de que su gobierno dura seis meses cuando los datos dan cuenta que hasta aquí los que hicimos de pato Lucas en temporada de patos hemos sido los perucas.

Un segundo mito que me veo obligado a discutir es que el peronismo es todo lo que fue ayer a la reunión del Consejo Nacional del Pejota. 

En su news letter un amigo que prefiere seguir en anonimato se enfoca en dos observaciones de Ignacio Siri aparecidas hoy en Clarin:
“el kirchnerismo es todavía el espacio que más dirigentes reúne en el partido. Sin embargo, ese sector carga con una marca repulsiva para el peronismo: muy pocos de sus dirigentes tienen responsabilidades ejecutivas…el Partido Justicialista no es hoy lo que supo ser en otras épocas: gobierna una docena de provincias medianas y chicas –la gran mayoría de ellas dependientes de la ayuda financiera de la Nación”.
El peronismo está lejos de ser solo el de la calle Matheu, no porque lo leamos en Clarin sino porque los lucidos advirtieron hace rato que la pureza ideológica planteada bajo el kirchnerismo -lease  "sometimiento o destierro"- no podía terminar sino en una diáspora y así fue.

Aunque no engloba al pan peronismo la muestra apareció dividida entre quienes querían volver a ser una opción real de poder y quienes -montados en fantasías resistentes- pueden llevar al conjunto a la testimonialidad. 

El Pejota Matheu perdió la oportunidad ayer de hacer auto-critica para afuera. Ese ejercicio suele ser sano para no cometer dos veces el mismo error. El gran pecado de esta década fue someterse al unicato kirchnerista que en los últimos tiempos delegó buena parte de las decisiones políticas -que el peronismo suscribió mediante el avatar "FPV"- al centroizquierda urbano. 

Un veterano participante me dijo un dia antes que el parteaguas está dado entre quienes quieren defender un despacho en el congreso y no hacen caso omiso a la provocación macrista de bajar un cuadro y los que queremos discutir la coparticipación y políticas públicas. Eso si, la mayoría de los asistentes peronistas creyó poder manejar el cristinismo, como si no se tratará de un bagual

Este escriba se llegó a las puertas del edificio de Matheu 130 y vi pasar tantos representantes peronistas como tipos sin representación. No discuto de los que vi entrar al tano Di Pierro de Chacarita y Comodoro, a un perdidoso Fellner, no discuto a tanto militante coincida con ellos o no, sino a quienes son consejeros nacionales y ostentaron -algunos continúan como legisladores-  cargos de relieve y no construyeron nada y en los distritos de donde les sale mandato no los odian ni los aman simplemente porque no saben de su existencia. Media representación tucumana, por ejemplo, viajó hasta hace poco conmigo en el Sarmiento toda su vida. La senadora nacional pampeana es otro ejemplo. De Mendoza vi varios así y eso que el peronismo mendocino debe hacer su autocritica.

De mi Buenos Aires querida, donde el pejota oficial se contenta con repetir que Scioli en balotaje ganó, y escamotear que perdimos la provincia, vi muchos que no representan a nadie. 

Algunos creyeron que se trataba de una plaza militante o una asamblea del kirchnerismo, tuvo que salir Landau a explicarles que el FPV no existe mas para que entendieran como se estaban repartiendo las cartas y con que tipos de naipes se iba a empezar a jugar. Aunque no les explicó que el PJ es el genio de la lampara que aparece cuando sus eventuales jefes (los de Landau) y la chuchi Servini frotan.

Ese cuerpo carcomido por el cáncer de la irrepresentatividad es el que tomó las decisiones, no podía haber alli lugar para la verdadera autocritica, hasta alguno se dió el lujo de hablar de derechas y neoliberalismo y blableteo paranoico sobre una supuesta conspiración contra nos por haberles dado el pueblo los años mas felices y que se yo cuanta huevada destinada a no encarar el cuereo interno. Hasta el avance del Chino Navarro suena hueco cuando hace auto-criticas tan generales que obviamente tienen que concluir en perdones generalizados y borrón y cuenta nueva, en lugar de ir al grano, directo al hígado, es decir animarse a dar de baja a la plana mayor del desastre mediante su jubilación sumaria y anticipada, en este caso los actuales Isabel Martinez e Italo Luder, por la razón o por la fuerza.

Salieron a encarar a la prensa del pais dividido (cronica, c5n y tn) con un discurso que no tocó lo mas mínimo las causas de los males. Un grotesco lavado de cara que apuntó a declamar sobre una supuesta vuelta a una identidad peronista mas marcada, y algunos le agregaron que responda a "las necesidades de las provincias antes que a una mecánica nacional", pero no mucho mas.

Santayana solía decir que "el pueblo que no conoce su historia esta condenado a repetirla", en este caso cabe afirmar que aquel grupo dirigencial que no reconoce sus errores, no reflexiona sobre ellos los repetirá si le damos la oportunidad y eso me pareció el balance final del "conclave" que terminó pegado al cristinismo -por in-definición- aunque muchos de los asistentes y comentaristas crean que se trató de un despegue.

Lo que si pude entrever es que los feudales y barones operan por miedo, temen a CFK pero últimamente temen mas terminar como el jujeño Eduardo Fellner, que se dejó enterrar en nombre del peronismo por intervenciones de hecho como la de la Milagrito, se quedó en octubre sin gobierno provincial y en enero sin el PJ. Ese miedo le infundió algo de coraje, pero no alcanzó para ser rebeldía del tipo que enamora, la que crea relato. Faltó épica, apenas discursos motivacionales del equipo que no juega para ser campeón sino para salvarse del descenso.

El peronismo puede regresar al poder, pero será con el FR al frente.

martes, 2 de febrero de 2016

Big Bang News

Macri, CFK y Massa saben para donde ir, el resto de los jugadores busca su lugar en el firmamento. Uno de estos buscapiés es el ex gobernador de la Provincia de Buenos Aires y otro es Coqui Capitanich de quienes se referiré en este escrito, aunque el gran desorientado de este verano es el PJ oficial nacional.

El silogismo lanzado por la secta cristinista "si no estás entusiasmado en ser cuzquito de CFK estás con Macri" no le cierra ni a mi sobrinito de sala celeste.

Leí con atención la nota que el periodista Ignacio Zuleta le regaló al coqui Capianich, muy agudo como siempre pero se olvidó de preguntarle si los apoderados del frente que integraría un PJ re-organizado por los gobernadores e intendentes pejotistas pero con el cristinismo y las mismas alianzas que el cristinismo decretó dentro deben ser del PJ puros y confiables para el PJ o serán los del partidito de Diana Conti como tantas veces fue, y el interrogante no es menor porque entraña la cuestión del "manejo de la lapicera", es decir del poder interno, en el momento crucial de la confección de listas. El momento en que uno se entera si va a competir o no, si es parte o no de la construcción de la fuerza, no solo continente sino del contenido real.  

Zuleta se olvida de preguntarle a Capitanich si el PJ quiere ganar o no, ya que eso depende que encabece -es decir tenga mando- en las coaliciones en las que se involucre o que por un simple pase mágico siga siendo títere de la voluntad de un cristinismo que lo desprecia y atractivo para el resto de la sociedad todo a la vez.

Por su parte a Capitanich se lo nota obsesionado por mostrarse "populista", como si el debate ideológico pudiese esconder la responsabilidad del populismo en una derrota histórica. Error por partida doble porque la convocatoria a una "Internacional" de esa tendencia que lanza el chaqueño, al que conocí en los lejanos '90 en una mas que ampulosa oficina en Puerto Madero recitándome de memoria la vulgata neoliberal, es otro error por inoportuna. La sociedad argentina en su gran mayoría pide mas compromiso con las formas que las que pedía en 1943, porque entendió que con la moral quebrada las transgresiones del populismo servirían al cáncer de la corrupción.

El Capi en lugar de encarar la depuración del peronismo de elementos pruriginosos y la reconstrucción de la fuerza sobre la base de un mayor respeto a las instituciones y libre del pecado de corrupción, encara populismo. Ay mamita... cuanta vanidad, cuanta hipocresía, cuanta ambición desmedida y cuanta desesperación o desorientación, no se.

Pero Coqui el Intendente de resistencia no está solo. Este miércoles en la sede del Partido Justicialista nacional, calle Matheu en CABA, se reúne el Consejo nacional de esa fuerza -casi una juntada de los mariscales de las distintas derrotas- para convocar un congreso partidario que, a su vez, llame a elecciones internas que les lave la cara de boludos que les quedó después de octubre y el refuerzo del 22 de noviembre.

Por las urgencias financieras de los gobernadores e intendentes deberán blanquear el toma-daca con el macrismo, acuerdo con fondos buitres y la devolución de parte del 15% que CFK les birló pero devolvió la última semana de su segundo mandato son los terminos del intercambio. El intríngulis de los territoriales es que no podrán eludir cierta dosis de revisión y critica del unitarismo de la ultima década. Punto para Macri

La reorganización del PJ iría por los carriles del gatopardismo. Algunos piensan en Scioli como mascarón de proa, quien falló como tractor electoral en 2015, para encabezarlo. Cierto peronismo ve en este hombre un neutrón capaz de evitar la fisión de un PJ balcanizado, son los mismos que lo creyeron imbatible. Suerte en la tarea, que la van a necesitar.

Cuan desorientado se te ve pejotismo!!! esperando que a Macri le vaya mal en todo porque si le va un poquito bien tenés miedo que ya no te tengan como opción, aun si la gente sale a la calle.Esste peronismo mal agüeroess el mismo que profetizaba con un mal desempeño electoral del cambiemos, que nunca llegó


Pero el pejotismo no está solo, es parte de ese big bang del sistema político después de 2001.

2016/ Estado de situación de UCR-PJ
El radicalismo en cada sucesión presidencial pierde puntos, ya no se confía en sus elementos como parte de equipos de gobierno eficientes. Se sobrentiende que sin ellos podría hacerse un mala gestión,  pero con ellos en el gabinete es casi seguro una pésima gestión. Ademas ya no encabezan sus frentes electorales aunque en volumen sigan siendo los mas y sus sucesivos socios se convencen que con ellos se hacen malas gestiones.

El peronismo suele creer que los ojos de la sociedad los miran (nos) miran distinto que a los radicales, mito.

En el transcurso de estos últimos 8 años paulatinamente el peronismo le permitió  a la centroizquierda urbana la conducción de sus políticas publicas nacionales, es decir el "gobierno", y debido a la concentración presupuestaria que consolidó un unitarismo de hecho también le cedió a la progresía las políticas que el gobierno nacional "bajaba" a sus provincias a través de los organismos que la progresía misma y los movimientos sociales controlaban por medio de las delegaciones en la jurisdicción.

"Niega, niega" la lógica del infiel
Es que las fuerzas oficiales del bipartidismo del Pacto de Olivos no han asumido que sus fuerzas transitan una crisis. Crisis que al no ser reconocida puede llegar a ser terminal.

No parece que la alta dirigencia de las dos fuerzas estén dispuestas a poner las barbas en remojo, muy por debajo de la altura de las circunstancias, rastreros, fugan actuando como si nada hubiese sucedido.

En esta pagina hablamos de la tercerizacion electoral de la UCR y del PJ, el primero por parte del PRO y el segundo alquilado al cristi-sabatelismo, y eso se ha cumplido.

El PJ se aferra al edificio -afectado por aluminosis- de la callle Matheu en Bs As y alli hace como si nada hubiese cambiado en los últimos años. Pero, como apuntamos, fue la comparsa triste que acompañó las políticas del centroizquierda en un gabinete nacional desprovisto de peronistas. También es quien llevó al peronismo a la derrota, hasta perdió la gigantesca Provincia de Buenos Aires y una que nunca fue de otro, la ultra-peronista Jujuy.

Ahora se cierra mas ese pejota en discusiones que eluden la aceptación de la crisis y las responsabilidades en la derrota. Se autoamnistían, como los milicos antes de entregar el mando a Alfonsin, en una descorazonadora falta de densidad del debate. Van al vandorismo sin lucidez, que no plantea la transformación de la fuerza mediante la reforma desde adentro (por miedo a caminar por las calles sin la silla de ruedas de la secta cristinista) o la revolución desde fuera, camino ultimo que si decidió ehace rato el FR.

Creen que se preservan estigmatizando la propuesta de ruptura con el cristinismo en nombre de la unidad del movimiento. La propuesta que le hacemos desde a renovación consiste en desembarazarse sin rodeos del maniqueismo al que lo ha llevado la secta cristinista. Algo que en algún momento interpretaron los consejeros provinciales Cano y Torres en la mítica jornada de hace tres décadas que dejó atrás la derrota herminista y la conducción fantasmagórica de la Jefa espiritual del Movimiento Isabel Martinez y el neutrón Italo Luder. 

Esperemos horas a ver si aun quedan un Manolo Torres o un Enrique Cano en sus filas.

viernes, 29 de enero de 2016

Entre ocho y 30mil



No nos engañemos. Ocho mil desaparecidos es una tragedia nacional, sin antecedentes en la historia argentina. Si hiciéramos un ejercicio de imaginación y nos planteáramos que todos los días el Estado decidiera secuestrar a una persona, recién en el año 2030 llegaríamos a la cifra de 8.000. ¿Les parece poco? ¿Les parece mezquino convivir durante veinte años con un secuestrado todos los días, de lunes a lunes incluidos los feriados?

Mas cliqueando aqui: http://www.ellitoral.com/index.php/diarios/2009/08/08/opinion/OPIN-03.html