sábado, 19 de abril de 2014

¿Salida por el lado contrario o cambio de paradigmas?


Daniel, del blog el aguante populista,  se pelea con las fuerzas de izquierda porque cree que el kirchnerismo -donde milita- está a la izquierda del sistema político. 

En tal dislate seguramente Altamira compite con el kirchnerismo por el mismo electorado


Tira frase divertidas como estos párrafos con que cierra el posteo
Es extraño que insista la izquierda en caracterizar las crisis como una oportunidad para sí. Y desproporcionado toda vez (y son demasiadas) que se quiera forzar una situación dada hacia un cuadro de crisis o se insista indefinidamente en lo que parece nomás que la muestra radiográfica de la propia impotencia por seducir al electorado mayoritario.

Hoy no hay escenario de crisis y mucho menos de estallido. No está nuestra sociedad abatida y sin embargo, los que denuncian día y noche; crisis, próximos estallidos y agotamiento, no hacen más que delinear en el horizonte la figura de un inequívoco hombre de derecha. 
http://elaguantepopulista.blogspot.com.ar/2014/04/salida-por-derecha.html
Pienso como Daniel que no hay posibilidad de regreso a 2001/2002, imposible reeditar una crisis de tales características, los que especulan con el final abrupto del kirchnerismo solo sueñan. A diferencia de Daniel no niego la existencia de una crisis de credibilidad, materia mas quue necesaria para la buena marcha económica. No hay posibilidades de estallidos generales, salvo los focos que el mismo kirchnerismo genera de tanto en tanto en forma de "operetas" para que lo respaldemos o por las muchas broncas que saltan derivadas de su propia inutilidad. El gobierno kirchnerista, en fin, ha quemado su capacidad de sorprendernos. Es el "tiene el boleto picado" de Jorge Asis. 

Agrego también algo que Daniel no incluyó en su listado, no va a haber con posibilidades de éxito de aquí a 2015 "intentos destituyentes", que no otra cosa son los recambios por mecanismos constitucionales ante tempus, porque simplemente falta muy poco. Y porque  la oposición política anterior a massita cada vez que se subió a una ola parecida solo consiguió la victimización del kirchnerismo, porque a massita el control político en manos de un "continuador del kirchnerismo" le acarrearía muchos dolores de cabeza que, evidentemente no tiene, con el control en manos del kirchnerismo puro -que se dedica a matar a sus herederos peronistas-.  Algo de eso significó poner en linea sucesoria al radical santiagueño Gerardo Zamora para conjurar las tentaciones de los propios.
Tampoco un antiguo adversario va a aprovechar para cobrarse cuentas viejas, el jesuita Bergoglio sabe perfectamente que una fotografía con el candidato mejor perfilado podría provocar el bandazo que todo el mundo espera se de entre marzo y junio de 2015. Seis meses el gobierno puede ser sostenido con respirador artificial, pero un año y medio se hace difícil. No puede darse el lujo -como bien dice Manolo Barge- de que su equipo descienda mientras el está jugando en las grades Ligas.

Rescato del extenso debate a dos comentaristas que afirman

Salida por el lado contrario
Un Argentino del Medio dijo..
La salida de los quilombos en los que se meten los distintos países no son “usualmente” por la derecha. Son usualmente por el lado opuesto al que causo el quilombo.

El humor social en Argentina como en todas las democracias es un péndulo. La salida es por derecha cuando las cagadas las hacen por izquierda y por izquierda cuando las cagadas se hacen por derecha. Es así de simple.
De la dictadura militar de 1976 se salió por izquierda representada (Alfonsín) y no por derecha (Luder).
Menem fue una salida por derecha al desastre de izquierda que el gobierno de Alfonsín represento
Pretender que en un país los gobiernos siempre van a ser de un cierto color político (izquierda o derecha) es inmaduro o simplemente una expresión de desconocimiento de los mecanismos del sistema democrático de alternancia. (por más que algunos piensen que la alternancia es boba).
Por otra parte que la alternativa al kirchnerismo venga a la derecha del kirchnerismo tampoco me queda claro.
El kirchnerismo (como el peronismo) ha demostrado ser un movimiento amorfo que dependiendo del momento y de la conveniencia se disfraza de izquierdista o impulsa las políticas más de derecha posibles.
Para decirlo de otra forma…. A la luz de la ley antiterrorista, el acuerdo con Chevron, las relaciones con Monsanto, las mineras, la criminalización de la protesta social, el ajuste, la baja real de la jubilaciones, etc te puedo debatir hasta el fin de la historia y sin ponerme colorado que Massa está a la izquierda del kirchnerismo.
Cambio de paradigmas
Gustavo Marcelo Sala dijo...          
Yo no creo que si en el 2015 gana la derecha esto signifique que el kirchnerismo derivó para ese lado. Si gana la derecha será justamente porque el electorado nada quiere saber con los paradigmas kirchneristas. Y ese "nada quiere saber" no puede tomarse como un fracaso luego de 12 años de Gobierno. En todo caso estos 12 años colocaron a la sociedad en un lugar en donde sus apetencias y necesidades se modificaron notoriamente. Sobre toso en el horizonte de las clases medias.
Gracias a mi entrañable amigo Paco, hombre que hace 23 años emigró a Australia estoy preparando un trabajo sobre el tema. Hoy la sociedad australiana ha optado, luego de muchos años de laborismo, por un gobierno de extrema derecha. Una suerte de Tea Party light. Cosa que motivó a que le preguntara sobre las causas y motivos de tal mutación ideológica. 
Es muy intereante lo que plantea. Acaso cuando con tiempo lo pueda desarrollar veremos que no existe tal salida por derecha, es más en realidad es falso plantearse la existencia de una salida. Sino que es la sociedad la que ha cambiado sus paradigmas.
Les dejo la pregunta del titulo: ¿que es lo ques e viene?, ¿se viene el derechaje o el zurdaje?. ¿Salida por el lado contrario o cambio de paradigmas?

jueves, 17 de abril de 2014

Tontos pero no tanto


... Cumplir sería catastrófico para las reservas, las que Juan Carlos Fábrega controla meticulosamente.
Es -Fábrega, El Sensato Marginal- presidente del Banco Central. Y casi seguro, según nuestras fuentes, es el próximo ministro de Economía.
Después que el sentenciado Axel Kicillof, El Gótico, avance en la implementación del ajuste en que no cree. Pero que lleva adelante igual, mientras en simultáneo lo niega.
Por la instrucción perversa de La Doctora, que lo desgasta. Lo manda al frente. Le aplica la sutilidad del esmeril.
Como si Kicillof fuera, en definitiva, otro Scioli, pero sin corbata. Sin Aire ni Sol.
El Gótico es el elegido para cargar con las culpas intelectuales del ajuste que no se asume. Y es sobre todo el responsable de la acumulación de mentiras que contienen, a esta altura, valor jurídico.
Aunque -cabe consignarlo- no se trate exclusivamente de sus propias mentiras. Apenas emerge como el abnegado legitimador de las mismas. Y el principal autor, eso sí, de las dos últimas.
De la mentira del crecimiento a 4.9, y de la desmentida peor del 3.
El juvenil cuarentón pudo haberse dado cuenta la semana anterior de la magnitud de la trampera en que se había introducido. Por comprarse el discurso que vendía, como si fuera otro papagayo...
George Asis
http://opinion.infobae.com/mundo-asis/2014/04/17/mentira-del-4-9-y-desmentida-peor-del-3/


miércoles, 16 de abril de 2014

Massita atenta contra el Mercosur (Mitos berretas)



Poder significa supervivencia, aptitud para imponer a los demás la propia voluntad, capacidad 
de dictar la ley a los que carecen de fuerza y posibilidad de arrancar concesiones a los más 
débiles. Donde la forma última del conflicto es la guerra, la lucha por el poder se convierte en 
rivalidad por el poderío militar, en preparación para la guerra” 
(Spykman, 1944: 26). 

Massita y la poderosa alta burguesía paulista, la que lanza e impone la teoría de las "dos velocidades" por la que Brazil se corta solo a negociar acuerdos con la  Unión Europea,  recibe al futuro Presidente (antes del mundial).
Otra que señal...
http://www.brasil247.com/pt/247/sp247/136969/Skaf-recebe-S%C3%A9rgio-Massa-para-refor%C3%A7ar-Mercosul.htm

La Patria Grande por otros medios.

martes, 15 de abril de 2014

Operaciones berretas del agente D' Elía


En el manual de operaciones berretas podemos encontrar mil formas de hacer que la imagen de alguien quede pegado a lo contrario de lo que es pero berretas.
Acá va una:




 


































Vos tenés un candidato (M) que tiene como caballito de batalla a la lucha en contra del narcotráfico y enfrente suyo está el candidato S, que los servicios berretas y las autoridades políticas -que si acuden a servicios berretas es porque hace rato que no están a la altura de las circunstancias-  necesitan apuntalar para después cobrarles la gauchada condicionándolo.
 
S, que fatalmente va a ser apoyado por las autoridades políticas en bancarrota también es apoyado por D. Este último (D) es alguien a quien los correveidiles en operaciones anteriores sindicaron como responsable de introducir  en la PBA y en el resto del país.
 
Entonces políticos de pocas luces y servicios mas que lamentables ponen en marcha la operación  berreta del día: tratar de imponer la convicción de que D apoya a M, asi  S -que es el verdadero candidato de D- obtiene lo que busca que es algo de rédito.
 
Como es una producción de bajo costo, como toda operación berreta, se utiliza un agente berreta como Luis D' Elía que ya no convence ni a sus hijos que son los que van a obtener ascensos en la ANSES que es el costo de la opereta berreta.
 
Este muchachote que provoca escenas hilarantes, en las que finge descomponerse, está buscando hacerse ver por que huele que no tienen mas hilo en el carretel y va a tener que laburar para pagar abogados.

La Revolución no será cubierta en Twitter

Renovar es, entre otras cosas, comprender que hay que abandonar el ghetto, que por mucho que rompa las bolas hay que sentarse a una mesa televisiva habiendo negociado apenas un tema que en forma manifiesta se inscriba en la campaña de desprestigio lanzado por algún adversario o poder que se sienta amenazado con el programa del político de marras. Y encima abstenerse de utilizar el recurso de responder ante una pregunta incomoda con un  "sabés que yo saqué el 54% de los votos, a vos cuantos te votaron".

Fue massita al programa de Mirta Legrand y se encontró con Mercedes Morán y hubo orgasmo colectivo, el Jim Jones delos oirgasmos.

Festejaron que no tuvo una mesa complaciente, como las punzantes preguntas que Sandra Russo le formuló por escrito al pibe Play Máximo Kirchner.

¡¡Viste, cualquiera se le atreve a massita, no transmite autoridad!!!.

Convierten en victoria o derrota cultural aquello que debería tomarse como normalidad. Simplemente fue al programa, se expresó, le confirmó a cientos de miles de personas que el piensa lo mismo que ellos y a cientos de miles que el no piensa igual que ellos y estaba sentado junto a otros en la misma condición que los primeros cientos de miles o de los segundos.

Tenemos que parar de dramatizar, y si no nos podemos contener al menos por dos años.

Renovar es, entre otras muchas cosas, comprender que en tiempos de revoluciones twitiadas hay margen para las disidencias, tienen que seguir opinando los boludos o boludas, los que piensan distinto y no siempre tenemos que ser los "bananas" que nos la sabemos todas.

No es tan difícil.

domingo, 13 de abril de 2014

Scioli, el nuevo Luder de los Lorenzos y los Herminios

Solo odias el camino cuando echas de menos tu casa,
solo sabes que la quieres cuando dejas que se vaya.
Y dejas que se vaya.
Y dejas que se vaya.
Bueno, dejas que se vaya.
Recuerdo bien que mis compañeros de secundaria en pleno Proceso,  clasemedieros y orgullosos de serlo, en las reuniones fuera del colegio  nos devolvían favores a los peronistas cantándonos  un "se vamo, se vamo y nunca volveramos" en respuesta cultural a aquel "se van, se van y nunca volverán" con que en su momento despedimos con sorna a los milicos cuando se fueron como las ratas que supieron ser en el 1973. No podíamos entender por aquel entonces que algunas actitudes nuestras se traducían como vendettas clasistas y que generaban una reacción de igual -o mayor- intensidad en quienes no eran objeto de nuestra tirria.

En el '83 todo ese sedimento, enconado hacia todo lo que representaba el peronismo en cuanto contradecía abiertamente  practicas y valores sostenidos por los sectores medios,  hizo eclosión y muy lejos de plantear una revolución con todos, con el manual de lo que no debe hacerse en materia de construcción política y proselitismo en mano, cometimos todos los errores que el alfoninismo supo aprovechar.

Uno de esos errores mas grandes fue tener de mascarón de proa a aquellos compañeros que simbolizaban lo que los sectores medios no deseaban. Ni pensar en ralearlos de la conducción, ni siquiera en esconderlos acertaron.

Según el Zequi Meler fueron cinco en una reunión los que decidieron por Luder Presidente tirando al bombo las aspiraciones presidenciales de Antonio Cafiero. Los presentes  Luder, Cafiero, Herminio Iglesias por el pejota bonaerense, Bittel por la rosca interior y Lorenzo Miguel por el sindicalismo peronista.

No había contradicción insalvable entre las demandas obreras y las que pudieran aspirar los sectores medios, la ecuación no podía fallar. Luder, era el candidato que enamoraráa con sus modales refinados, su amplia cultura general, a la esquiva clase media y con el como cortina de humo todo el peronismo se encaminaba al poder.

El peso especifico de los sectores medios en la balanza de la composición  social argentina  debió servir de freno inhibitorio para el desborde obrerista y anticultural, pero no fue así. Ni siquiera fue atendido el rechazo de estos sectores medios al autoritarismo y las practicas violentas y por sobre todo al culto de lo popular como antitético de lo cultivado.

Para colmo nos morfaron las internas, la formula se hizo publica en medio de un tiroteo en un congreso peronista en La Plata cuando las de los demás partidos fueron elegidas en un grado de traumatismo cercano a cero.

Alfonsin levantaba votos en pala, unía en su encendida oratoria al pejota con la matonería y lo autoritario, y nosotros se la servimos en bandeja. Recordaba a cada rato que tanto Luder como muchos de su staff nacional y provinciales habían ocupado roles protagónicos en aquel gobierno de Isabel Martinez de tan mala memoria. Muchos creían que el peronismo debía renovar sus formas, aunque no sus ideales. Alfonsin se ponía en linea con ese razonamiento con una síntesis que se buscaba de hace rato y no aparecía desde el partido justicialista. El peronismo era lo que el guión de "No habrá mas penas ni olvido" narraba y el radicalismo resurgía para rescatar la República que se había perdido.

"Liberación o dependencia" gritaban Luder y Bittel, a la par que la sola presencia y protagonismo tanto de Herminio como  de Lorenzo Miguel le explicaban a los sectores medios de que forma iban a intentar conseguir tal propósito. Alfonsín, que la vió con claridad, afirmaba que la alternativva de hierro   era "democracia versus antidemocracia" y  -preámbulo constitucional  mediante- se ofrecía como  representante de la primera.

Luder, el candidato pensado para la clase media no pudo arrastrar porciones sustanciales de ella. Quizás porque no podía escaparse de la tutela del Loro y de Herminio. Sostener la alianza con Lorenzo Miguel y Herminio Iglesias sin poder diferenciarse clavaba en la vereda de enfrente a mas de uno o una que podía enamorarse de esa imagen de tipo refinado que cultivaba para afuera.

Herminio era sacado de contexto, facilitaba mucho la retahila de exabruptos que propalaba y que le aseguraba material a una prensa ávida por comentar en forma maniquea la realidad. Lorenzo, que estaba lejos de ser un Agustín Tosco,  era mostrado como un patotero de sindicato y ni siquiera podía adjudicarsele las  virtudes para la construcción de una organización poderosa como si se ganó el Lobo Vandor.

Y nosotros, los del medio y de abajo de la pirámide yque también tenemos parte de la culpa porque nos hundimos en la murga a contramano en la seguridad de la victoria, replicábamos agrandando la brecha que separaba los aires universitarios de clases medias con un obrerismo  anacrónico, vulgar, chabacano:  “Olelé, olalá, conmigo o sinmigo vamos a ganar”.

El 30 de octubre de 1983, como no podía ser de otra manera FUIMOS.

Quizás la bronca que sentíamos la hayan expresado por nosotros a través de Radio Exelsior o Splendid -sinceramente ya no recuerdo- los compañeros Ovidio Martinez y Any Ventura la misma mañana del 1º de noviembre. La Ventura no tardó mas de diez minutos en culpar a Herminio y a Lorenzo Miguel del desastre electoral y de condenar la pasividad de Luder ante el protagonismo de quienes señaló como"mariscales de la derrota" . Buen diagnóstico pero tardío.

La historia suele repetirse, primero como tragedia, la segunda vez es  una farsa.

Desde el FPV, los compañeros peronistas no alcanzan a ver la distancia que separa a los sectores medios de lo que se percibe como kirchnerismo. La tirria es con el apellido Kirchner, el grupo que los rodeó, con algunos gobernadores, la bronca alcanza a ciertas agrupaciones (La Campora me releva de nombrar otras), ciertos personajes (D'elía, Budú, Jaime, etc). A ellos, que creo que no tienen otro candidato, les queda jugar la opción Luder, con fe y optimismo.

Los que aún gozan de margenes razonables de "electorabilidad" tienen en su mochila de mariscal un recurso extremo, les queda saltar el cerco para no inmolarse.

En este momento, estos últimos, están viendo si dejan ir la oportunidad de seguir siendo peronistas por otros medios o se montan al futuro.

La elección no es fácil.

viernes, 11 de abril de 2014

¿Representa Scioli la "alvearización" del kirchnerismo? (con Yapa)

Estos días si no me desvío quisiera  hablar sobre Scioli y el giro del Olivos hacia el abandono de la política, la vuelta al "país atendido por sus propios dueños" y las operaciones combinadas de prensa y servicios de -escasa- inteligencia que ha adoptado el kirchnerismo.

Antes de empezar a ensayar una respuesta a este interrogante -que no desvela a nadie-, quiero poner en claro que a estas alturas me parece que no va a a quedarle a la coalición que gobierna bajo las siglas Frente para la Victoria otra que tenerlo de candidato presidencial a Scioli en 2015 y que cuanto mas rápido se trague ese sapo, y se saque de encima a los que se resistan a tragarlo, tanto mejor para las posibilidades de hacer un papel decoroso en 2015. No tienen tiempo para procesarlo porque están desgastando la única posibilidad que tienen en el tire y afloje para condicionarlo. 

Se me hace necesario pintar un cuadro de situación desde una posición no massista, aunque tampoco puedo hacerlo desde el kirchnerismo porque el realismo mágico conduce al precipicio.

A modo de introducción al tema pego unos párrafos del escrito de Mariano Montenegroq ue Lucas Carrasco pega en su blog. Refleja el sentir de los kirchneristas -que sin ser frepasistas- decidieron abandonar el ruedo debido a la defección de CFK y sus adláteres a los postulados que los congregaron en algún momento y los hicieron militar con familia Kirchner. 
  El kirchnerismo apenas pudo redistribuir los sobrantes de los pocos que durante estos últimos diez años “se la llevaron en pala”: los bancos y grandes empresarios.
 Muy pocos son los beneficiarios de un Estado que decidió utilizar sus herramientas en beneficio de un pequeño y selecto grupo de corporaciones y empresarios.
Pero no es poco el poder que éstos tienen y le aportan a la gobernabilidad de CFK.
Lo que la construcción política y el voto popular no da por el cúmulo de errores que se cometieron, los poderes fácticos lo entregan a cambio de beneficiosas concesiones. Poder. Pero estas decisiones que ejecuta día a día el Gobierno Nacional haciendo suya la plataforma liberal que le endilgaban a Sergio Massa, genera una contradicción profunda dentro del campo nacional y popular que todavía lo acompaña y ve cómo exaltando un discurso progresista se ajusta como la peor de las derechas. Entonces tenemos un kirchnerismo que por su ineficacia económica pierde votos populares y por su ineficacia política pierde militantes.
 Un kirchnerismo acabado que necesita con suma urgencia refugiarse en un PJ que lleve a Daniel Scioli como candidato para camuflarse. Ante la ausencia de toda credibilidad y el incremento de la imagen negativa que tiene el Gobierno Nacional necesita recurrir al candidato “menos kirchnerista” que posee. De ahí el “renacimiento del peronismo” que no es mas que una muestra del pancismo al que se encuentra acostumbrado el PJ que supo negar también al menemismo cuando este se encontraba acabado. Pero. La exacerbación del discurso kirchnerista (que como dijimos carece de toda credibilidad), la exaltación fanática de “La Jefa” (que no hace mas que restar votos) y el dogmatismo buscador de purezas imposibles de votar, pretende dinamitar también al pancismo que busca en Daniel Scioli una continuidad de los contratos y los fueros.
 ¿Puede tener continuidad una fuerza política cuyo discurso es literalmente increíble, su conducción es piantavotos por corrupta e incompetente y sus mas lúcidos integrantes reclaman camuflarse con el candidato menos representativo que poseen?
http://lucascarrasco.blogspot.com.ar/2014/04/sobre-el-verso-de-la-alvearizacion.html
Hay también, no puedo negar su existencia, kirchneristas que se sienten traicionados por las medidas que últimamente ha adoptado el gobierno nacional y por la canaleta que la realidad construye y los conduce al gobernador de los bonaerenses, pero que -a diferencia de "los" Carrasco,  no sacan los pies del plató (a veces uno necesita creer), y que intenta convencerse de las cualidades de Scioli para militarlo o al menos votarlo.

A la inversa; Scioli va a ser apoyado por kirchneristas que lo perciben como algo mas que un adversario interno. Scioli, los gobernadores peronistas, el resto del kirchnerismo que quiera sobrevivir al 10/12/2015, todo este coglomerado de almas bellas van a lidiar con esa contradicción, tal vez ahogándola., ¿podrán?.

Antes de hablar de Scioli 2015 ya como único candidato por el FPV  que compita con Massa, ambos dentro del panperonismo pero con sellos diferentes, hay que responder esta pregunta: ¿Desde donde parte Scioli como candidato de lo que en el imaginario colectivo percibe como  "la continuidad del kirchnerismo" muy a pesar de sus vanos intentos por diferenciarse?.

Ojota, que si parte de la contradicción de ser continuador y rupturista a la vez el Titanic se hunde solo, ni falta le va a hacer chocar un iceberg.

Dejo la pregunta: ¿Scioli es alvearización del kirchnerismo o una cortina de humo que esconde la vergonzante priorización de la permanencia por encima de las convicciones?
Ob

Pd:  parrrrddon Lucas y Mariano por la onfusión, pero ya saben se me complica caminar y masticar chicle al mismo tiempo.
Posteo citado oriyinal en http://marianoandresmontenegro.blogspot.com.ar/