domingo, 15 de noviembre de 2009

Esa puta asignación universal

Un piccolo aiuto
Que consenso hermoso se formó alrededor de la Asignación universal. A los que con todo derecho por haber batido el parche desde un principio, se le sumaron otros insospechados y se hizo bien grande el coro de los asignadores universales. Tanto que alcanzó la misma dimensión de aquellos que clamaban en 1999 por la paridad cambiaria y la continuidad del modelo económico. Una unanimidad tan grande que solo yo (don Quijote) me atrevo a cargar contra este molino de viento.

En este post intento (vanamente) reflejar mis deconfianzas anteriores al lanzamiento del plan (mezcla de intuición y suspicacia) que son también las actuales.


Eso de la asignación universal siempre me causó aspereza, creo que de todo lo inexplicable que me provocaba escozor estaba en primer lugar el trato impersonal, la cosificación con que era explicado el asunto. Nada de intermediarios, el beneficiario habla a través de una lata unida por un piolín enjabonado a (suponemos) otra lata distante que desfigura la voz del interlocutor, evitando asi que alguna vez que el pobre reconozca la humanidad del otro lado de la piola.
El asunto de la asignación universal asi, tán aséptica, dandole el gusto a los tecnoburocratas de "anticlientelismo.org" aleja a los pobres de su práctica política natural, habitual, concreta en estas tierras, que podrá no ser comprendida por Carlos Marx o por Hannah Arendt pero si es vivenciada por el pobre de carne y hueso de la Argentina. ¡La puta, che!!, que lástima que estos pobres no hayan nacido intelectuales y europeos para explicarse a si mismo y ser universalmente aceptada su práctica política.

Si, esa puta asignación corta -en buena parte- con años de hacer política de los sectores populares y su ligazón con cierto movimiento provocador de la anomía argenta (tomáaa, te lo dije).

Y todo eso que se pierde es reemplazado por..... nada.
Es decir que de un plumazo el pobre no sindicalizado pierde contacto con esas cadenas que lo hacían ser en una sociedad que lo había expulsado. Otra vez el fantasma de la exclusión, de otra exclusión y van...

Todos sabemos bien que esta asignación por hijo es apenas una ayuda que no repara todo lo mal que pasaron estas últimas decadas en las que fueron expolíados, choreados por un sistema que apuntó a una atroz concentración,. se trata de una pequeña ayuda. Que trae alivio pero que no le cambia radicalmente la vida a los pobres, no le devuelve lo mucho que le han robado. Si este fuese el fin de toda la política de promoción estarán condenados a seguir siendo pobres (seguro por que se lo merecen).

El pensamiento mágico creía que con un decreto se terminaba con la pobreza y para muchos otros era lo máximo que se podía hacer por los pobres por que -dicen- que la pobreza es una enfermedad genética.

Que se haya afilado el lápiz económico y que se decida por la firma del decreto me llenó de alegría y de bronca a la vez. "Contentura" por que se enfrenta el veneno ese que nos fue inoculado para que nos extorsione después el fabricante del antídoto. Calentura
por que significa dejarse torcer el brazo por los acusadores de clientelismo- y darles la razón cuando queda a la vista su falta de disposición a mezclarse con el pobrerío y menos para darle un espacio que no sea simbólico en sus organizaciones. Se descalifica y debilita también ese mal ejemplo para la política burguesa que es la política popular.

Esa asepsia anticlientelar me suena a hipocresía, procede de la misma fábrica que informa a las sociedades filántropicas de la riqueza dedicadas a la niñez pobre, esas cuya mensaje reproduce prejuicios y no valores. Frases que en muchos casos me suenan a: "elimine un delincuente, ayúdenos a sacarle un hijo a una familia pobre". "Del mismo "made in" que la frase "¿es malo ganar dinero?".

Pero no es solo por la política, también es por lo impersonal del trato. La política de los barrios bajos en buena parte consistía en la humana contención, a veces solo eso se conseguía. Como cuando a un amigo/a se le pianta la pareja. Esto es algo que la información fría de la radio o la tv no pueden sustituir. No se si la política debe hacer eso, pero eso se hacía y se hará cada vez menos.

Ahora mismo hay motivo para hacer eso, lo que no hay es "clima" para hacerlo, ¿quien va a salir y arriesgarse a que lo acusen de lucrar con el temor o la necesidad ajenos". Tenemos que entender que se trata de excluidos, hay que salir a decirle a la gente que el cobro es a partir de enero los que están ya bancarizados y que entre marzo y abril cobrarán retroactivo a enero (supongo) los que no y miles de temores más que sobrevienen a personas golpeadas, a tipas y tipos que se consideraban -y añoran- de clase media y que fueron arrojados al fondo del precipicio. ¿Quien calma ahora la ansiedad de aquellos que no saben si van a cobrar?. Todos dudan, es natural, para hacer que un avance sea percibido como tal y para que se entienda el sentido de la norma en medio de una lucha que engloba a toda una sociedad no basta con una pauta publicitaria. También hay que sentarse, tomar mate y en la intimidad explicarles, uno por uno, en su ámbito, ahi donde se siente seguro. También hay que explicarle al separado que tiene un hijo con el, que la plata por este la cobra la mujer que tiene a sus otros dos hijos con ella y todas esas cuestiones y situaciones que solo entienden los que hayan ido a los ranchos a tomar mate humanizando a un tipo que necesita el mimo de la personalización, que está cansado de ser un número, un dato de las estadísticas.

Y otras chiquiecientas mil dudas más deben ser evacuadas, si eso es clientelismo señores, me enorgullezco de haber sido un clientelista.

Después de que en enero cobren los que ya estaban cargados al sistema y bancarizados, eso si que va a ser traumático. Los que hayan cobrado van a consultar un millón de veces para constatar que "no los voltéen" en el camino, y los que no hayan cobrado van a consultar otro millón de veces cada uno para constatar de que su trámite no está siendo "encajonado". Pero nadaie amenguará la angustia y la ansiedad. La lechuza cascoteada que es el pobre argentino espera siempre que lo sigan excluyendo, por que esto ha sido asi, y del otro lado de la lata la voz sonará más impersonal que nunca. Y allí no van a estar los de la "Consultora Anticlientelar" para calmarles lo que los 180 mangos no le van a calmar. No todo es guita.

Esa lata excluye, esa asepsia excluye, el vínculo con la política hace de un pobre excluido economicamente un pobre incluido políticamente. Hoy cuando esta gente aún no fue incluida economicamente se la excluye del sistema político que tanto le costó conseguir y que solo la incomprensión puede llamar "clientelismo".

Ha sido relegado al hecho de ser "un ciudadano/un voto", con el que participa una vez cada 2 años, fenomenal avance (¿de quien?) es esta asignación. Y asi los miedos, la ansiedad, la angustia se proyectan hasta el infinito y más allá.

Nunca subí un pobre a un micro bajo amenaza, me desgañité siendo el vocero de causas pérdidas y no pocos confiaron en mi, laburé con los pobres y me acompañaron ellos y aquellos otros que pertencen a los sectores medios que veían que me rompía el culo por nuestros amigos, esas que nos rebotaron e impidieron que las colguemos como cuentas en el rosario dque hicimos con nuestras nuestras novias de la adolescencia y esos que nos dejaban jugar en su equipo aunque fueramos los pataduras del potrero.

Pero esto me saca un peso de encima, nunca más voy a perder horas, dias hablando con el pobrerío. Ahora voy a vivir mi vida sin interferencias, sin culpas, hice todo lo que pude, ahora ya estas cosas y estos cosos no son problema mio.

Es lo mismo que cuando me enfrento al pibe que pide en la puerta del restorán, aunque le de plata como con la culpa de saber que mientras yo pido un vino que cuesta más que lo que el va a juntar humillándose en toda la noche en esa esquina de mierda muerto de frío. Esto es lo mismo, le doy diez mangos y me quito la culpa, entro sintiéndome un filántropo y me devoro todo y me chupo todo por que se que el mundo es asi, que esos chicos pobres, esos hombres y muejeres pobres son fallas de la raza humana y que tiempo más o menos la evolución los va a extinguir.


Asi como el billetito que le entrego al pibe puede significar que no puedo hacer más por el, que ese es mi límite, un " ya está, agarrá eso y no me jodás más", asi puede ser entendida esta asignación, hay que trabajar mucho y resaltar eso de que esto es solo el inicio de la restitución a gran escala y que esto no es negociable.

Clapton/Zucchero, "un piccolo aiuto"

1 comentario:

LUIS ANTONIO dijo...

Hola como esta,Omixmoron, Si le interesa colocar anuncios de texto en su web/blog para obtener ingresos extras.
Nuestro programa le asegura pagarle por cada pagina que lleve nuestra publicidad . Se paga 1 euro por cada pagina (post)
y se envia enlaces de texto hasta para 50 paginas por web = 50 euros.

Usted solamente debe colocar los enlaces de texto en su blog y listo ya comenzara a percibir ingresos. Esta web es buena
Los pagos son de diferentes maneras:wester union,paypal,moneygram. Los pagos son mensuales.
Quien este interesado envieme sus blogs para revisarlos.

Un Saludo cordial.
Luis Antonio

Para más información escribame a mi correo.

luisantonioep@hotmail.com
lantonio.publicidad@gmail.com
http://www.venderenlaces.eu