lunes, 13 de marzo de 2017

La lluvia de Inversiones de Lilita

Imaginé en 2011 que se avecinaba la tormenta perfecta. Nestor puso proa a un triunfo electoral, inundación de subsidios, control del PJ, varias capas de sectores medios volvieron a viajar al mundo (ivanpinedismo clasemediero) como los ex yugoslavos, los ex checoslovacos, los griegos y los gallegos financiados por el Deutsche Bundesbank, el resultado dejó inscripto en el escrutinio electoral un triunfo de mas de la mitad de la población tecleando I like. Menem hizo escuela. 

Intuía en 2011 el peligro, en el fondo sabía que el frenesí peronista por la persistencia en Olivos, la despesperación progre-peronismo por instalar su relato vindicativo que no le cambia la vida a nadie y el despiste de una viuda a la que con tanta facilidad como liviandad nombramos sucesora, operación que en el peronismo es un karma. El peligro era que, finalmente, fuésemos los que devolviésemos a los conservadores el poder que desde hace 80 años no conseguían en las urnas cuando decidimos dividir el electorado en un parteaguas político entre fuerzas populares, peronismo vs radicalismo, a sabiendas que dividirlo ideologicamente en derecha-izquierda podía dar inicio a una nueva etapa de conservadores en el poder (los conté y Macri sería el decimocuarto o el primero de la nueva etapa).

Pasó la semana del anuncio del crecimiento de la pobreza, del 2,5 de inflación y tres populosas marchas, síntesis perfecta de lo que significa la idea de república conservadora, respeto por las normas que no tienen en cuenta mas que el edificio institucional y no la mesa de los argentinos.

Y empieza la semana con audios de CFK, con el Presi que dice que "el kirchnerismo pone palos en la rueda", nada dice de las cifras de pobreza, la desocupación, etc. El partido se disputa entre apretadores de jueces y apretadores de sindicalistas.

Cambiemos eligió de enemigo al pichi, la ex Presidenta Fernandez, mientras tanto sus lideres siguen prometiendo un paraíso para cuando nos vayamos de esta tierra. Carrió pasa del contrato moral a uno condicional:

No hay demasiado que agregar, pero el que trató el tema es el compañero Lic. Julio Bárbaro, que invito a leer: "El cuento de los inversores es falso, debemos salvar las inversiones que desde la dictadura para acá agonizan sembrando miseria y desempleo antes de imaginar que en esta decadencia y sin consumo vendrán las nuevas."
                                                                                                                              
(Nota completa aquí: http://www.infobae.com/politica/2017/03/12/la-clave-para-salir-de-la-crisis-economica-el-ano-2002/ )

Hasta la próxima.